DERECHO A SABER (Adoptados)

14.11.2012 18:36

DERECHO A SABER

Nuestro derecho a saber la verdad sobre nuestro origen y filiación está recogido en la Constitución y en la legislación española y europea.

Hay solamente un tipo de adopción:

Adopciones legales (aunque la procedencia del menor puede ser irregular)

Para adoptar un bebé se seguía un protocolo determinado dependiendo la época. Si ese protocolo se saltaba alguna de sus fases y a cambio se hacía por dinero o por un favor ya no estamos hablando de adopción sino de compra-venta de un ser humano.

Nos estamos encontrando con otro tipo de casos en los que un hijo o hija aparecen como biológicos sin serlo. Estos serían los hijos e hijas falsos, al no haber un proceso de adopción no podríamos considerarlos como adoptados sino como apropiados.

Los motivos principales que alegan los adoptados a la hora de conocer sus orígenes son:

  • IDENTIDAD INCOMPLETA
  • SABER DE DONDE VIENEN
  • POR QUÉ FUERON DADOS EN ADOPCIÓN
  • VACIO DE UNA IMAGEN CORPORAL (Carecen de espejo biológico)

Las personas adoptadas han de superar la interpretación errónea del sentimiento de lealtad hacia los padres adoptantes y superar también el miedo al rechazo (segundo abandono).

Su búsqueda de orígenes suele empezar a veces en el momento mismo que conocen la verdad y en otras ocasiones cuando contraen matrimonio, tienen un hijo o mueren sus padres adoptantes.

PASOS A SEGUIR a la hora de comenzar con el proceso de búsqueda:

  1. PARTIDA LITERAL DE NACIMIENTO (Registro Civil)
  2. ESCRITURA DE ADOPCIÓN (Registro Notarial)
  3. DIPUTACIÓN, con los anteriores documentos a solicitar el expediente de su caso.

APELLIDOS:

Muchas veces los apellidos de la persona adoptada no son los verdaderos, pues en cada época era costumbre poner apellidos determinados.

  • Expósito
  • Toponímicos (Zamora, Vergara, Bilbao, etc.)
  • Inventados (normalmente de uso corriente)