Enrique J. Vila Torres autor de "Bastardos" e "Historias Robadas"

14.11.2012 20:43

Bastardos de Enrique Vila Torres:

Enrique Vila Torres lleva más de quince años como letrado dedicado exclusivamente a facilitar que hijos bastardos encuentren a sus madres. Presta ayuda profesional para que otros que, al igual que él, buscan sus orígenes biológicos, lo consigan. Se ha labrado un nombre y un prestigio profesional en esta difícil rama del Derecho en toda España, donde ya ha resuelto cientos de casos. Ha logrado, tras el acceso a los archivos que custodia la administración y previo procedimiento judicial, que sus clientes conozcan al fin la identidad de sus familiares.

Esta obra es un duro e impactante documento de hechos absolutamente reales: historias de pasiones extremas en las que mujeres quedaron embarazadas en circunstancias muy diversas, abandonando luego a sus hijos bastardos recién nacidos. Es también la historia desesperada de esos hijos cuando, ya adultos, acuden al despacho del autor para buscar a sus madres biológicas, con el único anhelo de abrazarlas, conocer el secreto de sus orígenes, y darles las gracias, a menudo entre lágrimas, por haberles traído al mundo.

Vidas Robadas - Enrique J. Vila Torres

De los años cuarenta a los noventa, miles de recién nacidos fueron robados en diferentes maternidades y ciudades españolas y vendidos a otros padres que los inscribían como hijos propios. Ahora, y gracias a las pruebas de ADN, muchos de esos padres engañados e hijos criados en familias que no son las suyas buscan respuestas sobre su pasado. El abogado Enrique J. Vila Torres recupera en Historias robadas algunos de esos casos cuyo relato permite comprender el funcionamiento de las mafias formadas alrededor de este lucrativo negocio. Médicos, enfermeras, religiosos, funcionarios y familiares de las propias víctimas estuvieron involucrados en una trama que podría afectar a unas 300 000 personas en nuestro país que no son hijos de quienes constan en su partida de nacimiento y que está llevando a muchos españoles a formularse una pregunta inquietante: ¿soy realmente hijo de mis padres?   Prólogo de Susanna Griso.