TESTIMONIOS

 

Testimonio hermanas Díaz Carrasco:

El cinco de noviembre de 1967 nuestra madre dió a luz en el Hospital Municipal de La Línea, en la provincia de Cádiz. Fué un parto sin dolor, esto quiere decir que a nuestra madre la duermen justo en el momento del parto. Está completamente sola, cuando despierta le informan que el bebé ha nacido muerto, pide ver el cadáver pero en el hospital se niegan a mostrarlo.

Al llegar mi abuela pide ver el cuerpo del niño, tras mucho insistir le enseñan el cadáver de un bebé demasiado grande para ser un recién nacido. Mi abuela le hace una fotografía al bebé, pues creemos que siempre sospechó que nos habían engañado.

Tras fallecer mi madre hemos comprobado que nuestro hermano nunca fue enterrado, también tenemos la completa certeza que este bebé lo han enseñado a más familias diciendo que era el suyo. No tenemos constancia de que nuestro hermano o hermana haya fallecido, pues del Registro Civil de esta ciudad de La Linea "desaparecieron" todos los legajos de aborto del año 1967.

Ayudanos a encontrar a nuestro hermano/a. Llevamos desde el 2006 con la terrible duda. Necesitamos saber  su paradero para decirle que nunca fue dado en adopción, que ha sido uno de tantos bebés vilmente robados, secuestrados o retenidos.

Jesús Lizaso y Julene Galparsoro

 

 

 

El 21 de Diciembre de 1972 Jesús acompaña a su mujer a la Clínica Virgen del Pilar de San Sebastián. En el momento del parto le aconsejan que se vaya a trabajar y le dicen que el parto de su mujer va para largo. Él hace caso del médico el Dr. Martija y se va con su taxi. Cuando regresa después de comer se encuentra con la fatidica noticia de que el bebé había nacido muerto. En principio le dicen que había sido una niña, solicita ver el cadaver y no se lo quieren enseñar, como insiste mucho le llevan a una especie de cocina y le dicen que es un varón, que se habían confundido y le enseñan el cadaver de su supuesto hijo. Jesús le hace unas fotos al niño y según nos cuenta se asegura de que era un chico. Más tarde coge su taxi y lo lleva al cementerio de Polloe en Donostia- San Sebastián. Al llegar al cementerio el enterrador le echa una bronca (según nos cuenta) y dice que deje al niño ahí que ya se encargaran de enterrarlo. Jesús se despide del bebé y deja pasar el tiempo.

Cuando después de oir los casos de bebés robados fué al cementerio a asegurarse de que su hijo si está enterrado, se lleva una sorpresa al comprobar in-situ que el bebé nunca llegó a enterrarse. Al pedir en la Clínica la documentación del parto de su mujer, el actual director le da un resumen del parto a ordenador, donde se lee que el día 21 de diciembre de 1972 su esposa Juliana dió a luz un feto HEMBRA muerto.

Jesús nos pregunta ¿Donde está el cuerpo de mi hija? ¿A que bebé llevé yo al cementerio?

Ni Jesús ni su mujer tuvieron nunca mas hijos. Queremos ayudarle a encontrar a su hija el está ya muy mayor.

Si algún dato de estos te es familiar ponte en contacto con nosotros. Te lo agradeceremos

 

 


 

                                                   ANDRES Y Mª JOSE CEPAS

Andrés Cepas , y su hermana  Mª José ,  presentaron  la denuncia  ante la Fiscalía Provincial de Córdoba, relatando los hechos que le hacían sospechar  que en el año 1985, en el Hospital General, el gemelo de su hermano Andrés, podía no haber muerto .

Durante meses recabaron información (como otras tantas familias cordobesas y españolas) en distintos archivos , hasta que con la información  recogida  pudieron presentar esta denuncia. El Fiscal  les archivó la denuncia porque con los datos que tenía no veía indicio de delito, a pesar de no existir causa de muerte en el legajo, no coincidir  las horas de nacimiento, no haber  historial clínico ni de la madre  en esa fecha, ni de ninguno de los dos niños, ni del vivo, ni del supuestamente muerto; parecía como si ese parto no hubiera existido, como si ese parto  se hubiese inventado y se hubiese hecho en casa, gracias a que en el registro del cementerio aparece que supuestamente se enterró un niño procedente del Hospital General  feto de la madre, así  que por lo menos  se puedo demostrar  que el parto de hizo en el Hospital.

El gemelo supuestamente muerto está enterrado, en un sitio localizado, sin compartir fosa con nadie, por lo que la familia desde primera hora sostuvo que ellos solo querían saber la verdad, saber que fue verdad  lo que en su día les contaron, y eso se solucionaría fácilmente haciendo una exhumación, hecho que  la familia no puede asumir su gasto ,y se puede hacer  por mediación del juzgado a coste ínfimo :desde el cementerio, pues hablamos de personal laboral de este organismo que cumple su jornada laboral , y  los medios técnicos  de análisis que el gobierno tiene, pero siempre a pesar de la insistencia de la familia por aclarar esta historia, han encontrado un no por respuesta.

Ante   esta negativa, la familia lejos de abandonar la búsqueda, siguieron buscando nuevas pruebas. Y lo consiguieron .Consiguieron encontrar un archivo donde aparecía el ingreso de la madre, el ingreso del gemelo que busca y sorprendentemente, ni rastro del gemelo supuestamente muerto. ¿Cómo el día 19 de Diciembre de 1985, sólo ingresó un bebé Cepas García-Galiano?, ¿Y EL OTRO? .

Decididamente habían encontrando una prueba nueva y se dirigieron al Juzgado de Guardia, a denunciar tal hecho. Les admitieron la denuncia a trámite, les adjudicaron juzgado y al mes y medio les archivaron la denuncia por falta de indicios de delito. Se ha recurrido y estamos a la espera, pero…..¿qué no hay indico de delito? ¿y dónde está el otro bebé? ¿por qué ingresó solo un bebé, no eran dos?.En ese registro aunque fuera cierto que vivió 15 minutos (mentira seguro, porque bajaron a bautizarlo)¿por qué no se registró?.

Y la otra cuestión que atormente a la familia, ¿cómo ellos, personas no profesionales, que se mueven por el instinto de la sangre y la tenacidad ,que no tiene demasiado tiempo material para buscar, encontraron nuevas pruebas, si la policía judicial no encontró prueba alguna, nada más que las mismas que primeramente encontró la familia? ,¿cómo en la investigación de Fiscalía no dieron con esa prueba tan crucial?.

Esta familia, al igual que muchas familias cordobesas, al igual que muchas familias españolas, lucharan por saber la verdad, sea cual sea.

 

DECLARACIÓN DE MATEO R.

Yo, Mateo me casé con mi esposa en segundas nupcias, llevábamos dos años casados y aunque teniamos una hija en común y ella otros varios hijos, anhelabamos mucho tener otro hijo/a, por lo que su embarazo fué llevado muy cuidadosamente.

Al cumplirse su gestación el médico de cabecera extendió el volante para ingresar en la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu de San Sebastián-Donostia, puesto que es en esa ciudad donde residiamos. Ingresó en dicha residencia el día nueve de septiembre de 1967. El día doce nos dicen que habian tenido que anestesiarla para sacarle el bebé con Forceps y que había fallecido a los pocos minutos porque había inhalado liquido amniotico. Pedí ver al niño y me enseñaron el cadáver de un bebé que me llamó la atención, por un lado el pelo que tenía cuando las otras dos hijas que tenemos nacieron con muy poco pelo y por otro, lo que luego comenté con la familia, que era muy hermoso, no parecia recién nacido. Además la parte sobre la que estaba echado estaba muy ennegrecida como de sangre coagulada a pesar de que hacía poco tiempo de su "nacimiento", y aunque me extrañó un poco, entonces no le dí mayor importancia, por un lado nunca sospeché que falsearan los hechos y por otro por la pena del bebé perdido y la situación angustiosa de la madre.

Les pregunté que había que hacer para enterrarle y me dijeron que no me preocupara, que ellos se encargaban de todo. A los pocos días dieron el alta a mi esposa sin darnos ningún informe. Así pasaron más de 44 años pero al conocer por los medios de comunicación los muchos casos de niños robados, empezamos a sospechar pero puesta que mi esposa estaba muy enferma no quise causarle un sufrimiento añadido por investigar nuestro caso, pero una vez que falleció el 09/03/2012 hemos hecho indagación y nos encontramos con dos hechos que expreso en la denuncia:

  1. Un informe e la Residencia Sanitaria con tachaduras y a mi entender contradictorio en algunos casos.
  2. El informe del cementerio municipal de Polloe por el cual hemos visto que no hubo ningún enterramiento de este bebé por aquellas fechas

Por todo lo dicho necesito saber que fué de nuestro deseado hijo/a.

DATOS DE LA BUSQUEDA

 FECHA DE PARTO Y DESAPARICIÓN: 09/09/1967

HOSPITAL: Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu

LUGAR: Donostia- San Sebastián (Gipuzkoa)

 

                                                                        

LALY

Mi hermana nació en el domicilio familiar el día 21 de diciembre de 1957, por consejo del médico la trasladaron a un hospital de la ciudad de Donostia- San Sebastián, desconozco a cual. Estuvo ingresada durante siete días, hasta que avisaron a mi familia de su defunción. El hospital se hizo cargo de todos los gastos derivados de su entierro.

Hace unos meses he empezado a investigar la desaparición de mi hermana y me he encontrado que no consta en ningún sitio ni su fallecimiento ni su inhumación, por lo cual mi hermana es una niña desaparecida. QUIERO SABER SU PARADERO.

                                                 JABI ETA MERTXE

El 16 de Enero de 1980, a las 23,30 de la noche, mi mujer ingresó en la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu en Donostia-San Sebastián para dar a luz a nuestro bebé. Tras 42 semanas de gestación a mi mujer le dejaron toda la noche con contracciones y continuamente le decían que éstas no eran de parto. Finalmente, a las 6,25 de la mañana, el 17 de Enero de 1980, en un parto con ayuda de ventosa, nace nuestra hija Ainara. La niña nace sana, con un peso de 3,500 kg. y un test de Apgar de 8/10.

En cuanto nace la niña se la enseñan a mi mujer durante unos momentos, yo pude verla durante unos segundos en el pasillo y después se llevaron al bebé y suponemos que a Nidos. Transcurridas 13 horas desde el nacimiento y tras mucho insistir nos dicen que nuestra hija tiene problemas de respiración y que está en una incubadora con oxigeno. Insistimos en verla pero se niegan. Al día siguiente continuan sin darnos noticias de ella, solo acude una monja preguntando por el nombre que vamos a poner a la niña.

Hacía las 8 de la mañana del día 19 de Enero del mismo año me dicen que la niña ha fallecido durante la noche. En ningún momento conseguimos ver a nuestra hija muerta. Se encargan ellos del entierro, aunque nosotros nos hicimos cargo de los gastos del mismo.

En el año 1995 nos avisan que van a llevar a cabo la exhumación, en la cual no aparecen ni restos óseos ni la caja en la que supuestamente estaba la niña.

Recientemente en los documentos solicitados al hospital nos hemos encontrado con demasiadas "irregularidades" entre otras muchas la autopsia que le realizan describen el sexo de mi hija como el de un varón. Según la enfermera que estuviese o el médico o prueba la niña pasaba de ser hembra a varón y viceversa.

Queremos saber que pasó con AINARA

TUS PADRES TE BUSCAN

TESTIMONIO DE KARMELE U. B

Mi hijo nace en el hospital Provincial de San Sebastián el día 14 de Agosto de 1975. Después de haber nacido el bebé, me duermen. El niño es mostrado a mi suegra y a mi marido, Alberto. Les dicen que todo está bien, que el bebé es perfecto y que pueden marcharse a casa. Les dicen que van a llevarse al niño a la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu para hacerle una revisión.

Mi marido se va a casa tranquilo. A las 8 de la mañana y por teléfono le avisan de que el bebé ha fallecido. Va corriendo a la maternidad y solicita ver el cuerpo del bebé, pero no se lo quieren enseñar. Alberto es el que tiene que encargarse de darme a mí la mala noticia. En el hospital me dijeron que ellos se encargaban de todo lo relacionado con el fallecimiento de mi bebé y la posterior inhumación.       

He conseguido años más tarde toda la documentación relativa a mi parto y el historial clínico del bebé. Hay graves irregularidades. En primer lugar es la misma matrona que asiste al parto la encargada de firmar la entreda en otro hospital. No hay ningún dato del bebé ni de la persona que lo lleva a Neonatos, solo que es de Renteria y se llama "personal del hospital".

MI HIJO NO ESTÁ ENTERRADO EN NINGÚN CEMENTERIO NI TIENE NINGUNA DOCUMENTACIÓN DE QUE HAYA FALLECIDO.

Quiero saber donde está mi hijo. SI NACISTE EN AGOSTO DE 1975 ponte en contacto con la asociación, paisvasco@sosbebesrobados.es

TE BUSCO                                            

 

TERESA                                                                  

Di a luz en la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu, actual hospital Donosti, el día seis de diciembre de 1974 y el día 25 de febrero de 1977.

En el primer caso un varón de parto único, en el segundo caso un varón de un parto gemelar.

En ambos casos me informan que los bebés habían nacido muertos, el primero por vueltas de cordón al cuello.

He ido a este hospital a que me dieran todos los informes médicos para quedarme tranquila y saber realmente que estos bebés murieron, me encuentro con que en este hospital han "perdido" todo mi historial médico, no hay nada que haga referencia a mis partos.

Mi hijo, nacido en el segundo parto y gemelo de uno de los bebés desaparecidos ha podido recabar algún informe suyo, en dicho informe aparece mención a sus dos hermanos desaparecidos.

En el cementerio de Polloe no hay constancia de ninguna inhumación en ninguno de los dos casos, pese a que en el segundo parto me hicieron pagar una factura para su entierro.

T.A.N

                                                         

LUIS

El parto ocurrio a finales de noviembre o principios de diciembre de 1961, desconocemos la fecha exacta ya que la única documentación que tenemos es la relativa a la inhumación.

Durante dos días, mi madre estuvo con el bebé y le dió el pecho, al tercer día les dicen que el bebé había fallecido, no les enseñan el cadáver y el hospital VIRGEN DEL CORO, se hace cargo de todo, a pesar de que mis padres tenían un seguro de decesos.

A pesar de que el bebé vive más de veinticuatro horas no hay certificado de nacimiento ni de defunción a su nombre, este niño fue inhumado sin ningún documento que acreditase su muerte natural ni sus datos de filiación.

Curiosamente en el libro de inhumaciones de parvulos de este cementerio en el mismo mes que entierran a mi hermano hemos constatado que hubo demasiadas inhumaciones y nos ha llamado poderosamente la atención, a saber:

  1. 2/12/1961 un bebé de dos días
  2. 3/12/1961 un bebé de dos días
  3. 5/12/1961 un feto (- 24 horas)
  4. 7/12/1961 un feto (-24 horas)
  5. 8/12/1961 un bebé de un día
  6. 8/12/1961 un bebé de dos días
  7. 9/12/1961 un feto (-24 horas)
  8. 11/12/1961 un bebé de siete días
  9. 11/12/1961 un feto (-24 horas)
  10. 11/12/1961 un feto hembra
  11. 12/12/1961 un feto (-24 horas)
  12. 13/12/1961 un bebé de un día
  13. 13/12/1961 un bebé de dos dias
  14. 17/12/1961 un feto hembra
  15. 18/12/1961 un feto
  16. 19/12/1961 un bebé de cuatro días
  17. 20/12/1961 Un feto hembra
  18. 24/12/1961 Un bebé de 3 meses
  19. 25/12/1961 Un bebé de 2 meses (LLAMA LA ATENCIÓN QUE EN UN DÍA FESTIVO COMO ES LA NAVIDAD, SE HAYA REALIZADO UN               ENTIERRO)
  20. 26/12/1961 Bebé de 1 mes
  21. 30/12/1961 Un feto hembra
  22. 30/12/1961 Un bebé de 12 meses
  23. 31/12/1961 Un bebé de dos meses

 

GLORIA

Mi madre dio a luz una niña en la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu el día 24 de Mayo de 1972. Nada más nacer la comadrona María Teresa Otaegui le dice que ha tragado porquería y que se la llevan sin dar mas explicaciones.

Al día siguiente le dicen que la niña ha muerto y se niegan a enseñar el  cadáver, también les dicen que "ellos se ocupaban de todo".

Cuando en Mayo de 2011 voy en busca de la documentación sobre el nacimiento y muerte de mi hermana, observo varias irregularidades graves que me hacen pensar que la niña no llegó a morir realmente.

No hay constancia de su inhumación en ningún cementerio

En los datos que tengo del hospital a la niña le toman la temperatura tres horas después de su fallecimiento, en otro documento el Capellan José M\ Murua le da las aguas de socorro (supuestamente) un día después a su fallecimiento.

VEGA

El día 08 de Octubre de 1970, estando embarazada de ocho meses fui a la consulta del Dr. Sánchez Martin para la revisión mensual, siendo todo normal. Al día siguiente por la mañana rompi aguas en mi domicilio, eran limpias (viscosas y transparentes). Cuando mi marido llegó de trabajar fuimos al hospital, eran las 15 horas, sentía los movimientos normales del embarazo. Me recibieron una comadrona y una enfermera, la comadrona de mediana edad y la enfermera joven, me oscultó la comadrona, me dijo que todo iba bien y estaba de parto. Me durmieron (con una mascarilla que olía a eter), en mitad del parto me desperté, estaban la comadrona, la enfermera y un chico joven que me atendía, me volvieron a dormir contra mi voluntad usando la fuerza. Cuando me desperté me encontré sola en una habitación, y les dije a mi marido y a mi madre que habían nacido dos chicos y que el segundo se llamaría Jordi, entonces me comunicaron que les habían dicho que habían nacidoo muertos.

Según dijeron, los niños se formaron uno encima del otro y el de abajo no se pudo desarrollar, tenía el pecho prominente hundido por los dos lados y el otro tragó anestesia al nacer. No nos lo querian enseñar, decian que era desagradable que los vieramos, pero mi marido y mi madre insistieron que querían verlos y les enseñaron dos fetos pequeños azulados, uno muy poco desarrollado con el pecho prominente, más pequeños ambos que un embarazo casi a término.

El capellan del hospital se ofreció para enterrarlos, dijo que tenían una zona en el cementerio para su entierro, que él se encargaba de todo y se le entregó un dinero para los gastos.

La doctora Soria nos dijo que no quedarían registrados en ningún sitio, ya que al haber nacido muertos no podían inscribirse en el Registro Civil, puesto que tenían que haber vivido veinticuatro horas como nínimo. Insistieron mucho que no quedarían registrados en ningún sitio. Ante tanta insistencia y por lo acontecido durante el parto pedimos un informe, el cual se hizo con gran enfado de esta doctora.

El informe es totalmente inexacto (Es lo que pudimos conseguir dado los tiempos que corrían). No fue un parto prematuro, era un parto gemelar y estos embarazos no llegan nunca a los nueve meses de gestación, si uno de los bebés viene mal se adelanta el parto y este arrastra al hermano/a, además las aguas no serían transparentes. No habían muerto antes, puesto que yo los notaba hasta el mismo momento del parto, no pudieron nacer azulados puesto que nacieron uno detrás del otro sin sufrir nada y en cinco minutos. En ningún sitio consta que me anestesiaron y lo hicieron dos veces, tampoco figura en ningún sitio el médico que me atendía cuando me desperté en medio del parto. También dice por un lado que ingresé con dilatación completa y a continuación dice que tardé cinco horas en dilatarme. Igualmente dice que se oían tonos muy lejanos y en el informe del hospital que no se oían, no podian poner en el Informe que no se oían tonos, puesto que yo notaba los movimientos. Cuando me desperté hablaba de ellos como si estuvieran vivos.

En el caso que hubiera sido cierto que estaban muertos ¿Por qué no figuran en el Legajo de Abortos ni en el cementerio ni en el Registro del Obispado?

Desde entonces me vengo haciendo muchas preguntas, que ahora, después de mas de cuarenta y dos años que yo pensaba que esta era mi historia, veo con incredulidad que es una historia repetida hasta la saciedad, con diferentes matices pero lo mismo.

ASIER

Tanto mi hermano gemelo como yo nacimos el día 14 de mayo de 1973 en el hospital de Elgoibar. Al nacer bajos de peso nos derivan a la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu, actualmente hospital Donosti.

Mi hermano era el segundo gemelo (O el primero, no nos queda claro), al poco de ingresar comunican a la familia de su fallecimiento el hospital dice hacerse cargo de todo.

En los Informes medcos que hemos recopilado hay muchas irregularidades, no aparece en ninguno de ellos la supuesta defunción del bebé y en el cementerio no hay constancia de su defunción.

El doctor que firma los documentos es el Dr. Pediatria.

 

ISABEL

Di a luz en la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu el día 19/09/1972

Era un embarazo a término y nunca tuve ningún problema. Al nacer  se llevaron el bebé, no pude verlo. Horas después me comunicaron que había nacido muerto, que se había ahogado con el cordón umbilical. No nos lo dejaron ver a ningún miembro de mi familia, alegaron que estaba en muy mal estado y que podia impresionarnos, a pesar de que insistimos mucho en verlo.

Más tarde nos dicen que ellos mismos se encargarían de todo, que lo enterrarían en una fosa común.

Mi hijo o hija no ha sido enterrado. No me dejaron ver a mi bebé por lo que no sé si era un niño o una niña. Si el bebé había nacido muerto deberían haberme informado en el mismo momento del parto y no horas después. Más teniendo en cuenta que cuando he tenido acceso a la historia clínica, he visto que señalaban que el feto estaba macerado.

Todo me hace sospechar que mi hijo/a vive y está con otra familia.

ISABEL . E

EL 22 de Marzo de 1973 mi madre, de 44 años de edad, se dirigió a la Residencia Nuestra Señora de Aránzazu de San Sebastián para dar a luz a su tercer hijo. Cuando ingresó ya había roto aguas  y tenía dolores de parto. En la exploración le comentaron que él bebe estaba muerto, ella se extrañó y les hizo saber que el niño se movía, a lo que ellos respondieron que lo que sentía eran gases.

La durmieron aegurándole que era mejor no ver nada porque  el feto estaría en mal estado y sería muy desagradable de ver.

Mi padre pidió ver a la criatura en varias ocasiones, recibiendo siempre escusas para que no lo viera .Ante tanta insistencia, la última respuesta al día siguiente fue que ya estaba enterrada, pues según dijeron era una niña.

El hospital corrió con todos los gastos, cosa que extraño a mi padre, pues ellos tenían seguro de Decesos.

 

Recuerdo el día que le dieron de alta a mi madre .Yo no fui al colegio .Mi padre me dijo que él y yo teníamos que ver una cosa y nos dirigimos al nido donde mi padre miraba por el cristal, las cunitas de los bebes. Recuerdo su cara seria y el repaso que hizo a todas las cunas.

Más tarde nos encontramos a mi madre muy nerviosa porque la echaban de la habitación de muy  malas formas.

Al pedir los papeles del parto les dijeron " si el niño está muerto  ¿qué papeles quereís?".

Salieron de allí con las manos vacías.

 

Mi padre falleció ocho meses después con muchas dudas. Ahora me toca a mí desvelar estas dudas.

 

En 2011 solicite los informes del parto .En ellos pone que mi madre estaba de 28 semanas de gestación cuando en realidad estaba de 42 semanas.

Que el feto pesaba 1,300, lo que no corresponde con el volumen que tenía mi madre.

 

Solicite en el Registro Civil Legajo de Aborto. Los del año 73 habían desaparecido, pero si estaba el Índice de legajos de la fecha. En el no constaba el registro de nuestro bebé.

 

Solicite en el cementerio de Polloe Certificado de enterramiento. Aquí tampoco aparece el enterramiento.

 

 

Necesitamos saber la verdad.

Si no está enterrada y no existe su Legajo de Aborto, ¿qué paso con su cuerpo?, ¿dónde está?

 

Creo que puede estar viva y, haber crecido pensando que sus padres la abandonaron.

Quisiera encontrarla y decirle que eso no es cierto, que a pesar de que sus padres ya fallecieron, tiene dos hermanos deseosos y gustosos de conocerla. Estamos deseando contarle como eran sus verdaderos padres.

 

 

 

 

LOURDES. A

Mi hermana nace en la cínica privada San Antonio

La niña nace el día 18 de Abril de 1954 y fallece el día 25 de Abril de ese mismo año. Nació con más de cuatro kilos de peso, mi madre le dió el pecho durante dos días y en ningún momento notó que la niña estuviera enferma ya que nació muy sana.

El mismo día que le daban el alta a mi madre muere la niña. Les dijeron que se le había puesto morado un lado de la cara y que le había dado un ataque al corazón. Mis padres no vieron el cadáver de la niña, les dijeron que era mejor que no la vieran y que ellos se hacían cargo de todo.

En el certificado de defunción de mi hermana aparece como causa de la muerte hidrocefalía, en el certificado de Pollo viene otra cosa y es otro el motivo que le dieron a mis padres. La niña tiene tres causas diferentes de muerte.

En la partida literal de nacimiento de mi hermana no aparece que esta haya fallecido, como debería constar en el margen izquierdo y en el certificado de defunción no viene inscrito en que tomo está registrado su nacimiento.

CATALINA

Doy a luz un bebé de sexo mujer el día 28 de mayo de 1975 en la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu en Donostia - San Sebastián. Me comunican que el bebé fallece a las nueve horas de vida, que el hospital se encarga del entierro pero a mí me cobran los costes.

En el Legajo de Aborto consta que la niña nace el día 30 de mayo de ese año.

La hora de nacimiento no coincide con el Legajo ni con el historial clínico.

No consta el bebé inhumado en el cementerio de Polloe.

En el Informe médico no hay apenas información sobre la niña.

BEGOÑA

El día 17 de Agosto de 1971 mi madre ingresó en la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu para dar a luz.

La meten en el paritorio, estaba embarazada de gemelos o mellizos, entran dos señoras supongo que sería matrona y enfermera por lo que contaba mi madre.

De madrugada, a eso de las cuatro dá a luz, suponemos que a un niño, aunque nunca le vieron. Lo dejaron en una mesita, al mirarlo mi madre se lo llevaron corriendo diciendo primero que estaba malito y luego que había nacido muerto.

Estando ya en la habitación entra un señor y pregunta si mi madre estaba sola, al decirle que sí, quedó en venir cuando estuviese alguien más presente. Cuando volvió este señor, les preguntó si tenían seguro de decesos,   mi padre contestó que sí estaba asegurado pero que no estaba seguro de que mi madre lo estuviese.  Entonces fue cuando el señor les dijo "tienen ustedes que dar mil pesetas y nosotros nos encargargamos de todo".

Nadie vió el cadáver del niño/a. Suponíamos que lo habían inhumado, sin embargo hemos ido al cementerio y allí no consta su entrada.

En este hospital no tienen ningún dato de este parto, a pesar de ser parto gemelar, haber nacido yo misma de él y constar en mi partida de nacimiento como lugar dónde ocurrió la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aranzazu.

Quiero saber si mi hermano realmente murió al nacer y cual fué la causa de su fallecimiento. Si el bebé murió, quiero saber qué hicieron con su cadáver, y si no murió, quiero que me ayuden a buscarlo, encontrarlo y darle una explicación.

LOURDES O.B

Embarazada de 35 a 36 semanas, ingreso el 07 de marzo de 1989 haciel el mediodia en la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aranzazu a causa de una metrorragia (hemorragia superior a una regla). Me realizan una ecografia en la que se determina que no hay zonas de desprendimiento de placenta y el niño esta vivo. Me dan de comer y durante la tarde me monotorizan durante un tiempo, el bebe seguia vivo y con frecuencias normales en todo momento. A ultima hora de la tarde los ginecologos deciden hacerme una cesarea, dandome la sensacion de que de repente tenian mucha prisa. Despues de la intervencion, le comunican a mi marido el fallecimiento del bebe. A mi marido le dieron un documento para firmar pero debido a su estado de tristeza y nerviosismo el no recuerda que pudo ser, le comentan que el hospital se hacia cargo de la incineracion del cadaver.

Al dia siguiente una enfermera vino para sacarle sangre al bebe, para hacerle la prueba del talon y tuve que ser yo la que le dijese que el niño habia fallecido. No entendi como no tenia un registro del fallecimiento.

En Mayo de 2011, ante el aumento de noticias haciendo referencia a los supuestos robos de bebes, solicito el historial medico de mi parto.

En Enero de 2012, tras conocerse el resultado de exhumaciones en diferentes cementerios asi como reencuentros de padres e hijos supuestamente fallecidos, solicito en el hospital el registro de incineracion ya que no constaba en la documentacion recibida el año anterior. La administrativa me comunica que por ley no se podian incinerar cuerpos de mas de seis meses de gestacion o mas de 500 grs. (El bebe peso 2500) por lo cual seria imposible la existencia de dicho registro. Pido un justificante que lo acredite, sin conseguirlo. Solicito tambien una Fe de Bautismo o Aguas de Socorro pues la matrona nos dijo que le habian bautizado.

En la carta que nos remite el Director Medico del Hospital Donostia, nos adjuntan una hoja de observacion de las enfermeras en la que consta que se administro el Agua de Socorro y que mi marido autorizo la incineracion, pero ni los registros ni la firma de mi marido aparecen.

En el Registro Civil de Donostia no hay Legajo de Aborto a mi nombre ni en el Obispado consta el bautizo del bebe. No hay ningun informe del niño ni causa de muerte, no esta incinerado ni consta en el cementerio.

ANA P.N

Ingrese el 14 de Mayo de 1976 en la Clinica de La Asuncion de Tolosa para dar a luz. En ese parto me atendio el Dr. Benito Izaguirre y la matrona M. del Carmen Ibañez. Me dijeron que habia tenido un niño anencefalo, al cual no pude ver, sin embargo mi marido insistio mucho y al final le enseñan un bebe normal con un gorrito. La enfermera le dice que le habian puesto este gorro porque el bebe era anencefalo y que iba a morir dada la rareza de la enfermedad, que nunca se habia dado un caso asi en treinta años que ella llevaba. Mi marido volvio a ver al niño a traves de una cristalera y siguio sin notar nada raro. Al dia siguiente a las ocho de la mañana pidio verlo y le dijeron que ya se habia muerto y no le dejaban ver el cadaver ya que segun ellos lo habian trasladado ya al cementerio y lo habian enterrado en una fosa comun con varios niños. Ellos se hicieron cargo de todos los gastos derivados de su inhumacion.

Cuando hemos vuelto al cementerio nos han informado que el dia 15 de mayo de 1976 no hubo ninguna inhumacion. En la clinica de La Asuncion nos han dicho que ese dia tampoco hubo ningun parto en sus instalaciones y tampoco existe ningun parte de entrada a mi nombre. En el Registro Civil de Tolosa no existe tampoco ningun documento de Legajo de Aborto mio.

Nos gustaria que la matrona M. Carmen Ibañez testifique, en la Asociacion nos han asegurado que hay muchos testimonios similares al nuestro en los que esta señora aparece.

IZASKUN S. I

 

El día 14 de Agosto de 1969 ingreso en la Residencia Nuestra Señora de Aránzazu encontrandome de parto. Después de dar a luz se llevan a la niña para limpiarla y a mi me llevan a la habitación.

El médico me dice que ha sido una niña, que al ser prematura ha de estar en la incubadora durante 15 días, si supera este tiempo podrá salir adelante. La niña tenía poco peso.

Durante los 15 días que estuvo mi hija ingresada mi esposo iba a verla y a llevarle leche. En esos días no recuerdo que me dijesen que la niña había empeorado.

A los 15 días de su nacimiento, el día 01 de septiembre de ese mismo año, le dan la noticia del fallecimiento de mi hija a un familiar mediante llamada de teléfono. Recuerdo que fuimos a una ventanilla en alguna calle al día siguiente, allí nos informaron de que el hospital se había hecho cargo de todo lo relativo a la inhumación de mi hija y que ya estaba enterrada en el cemenenterio de Polloe.

Mirando ahora los documentos de mi hija descubro que no  fue hasta el día 3 cuando la inhumaron.